martes, 31 de mayo de 2011

98. PRINCIPE AÚN

.

Hace unos días, pasando por el puente, nos encontramos a Guillermo en bicicleta y le paré para hacerle una foto porque algunos me habían dicho que era el hombre más viejo de Anguciana. Guillermo tiene 84 años y se le puede ver cavando a diario en su huerta de la carretera o al manillar de su empresa de transportes, como él dice. Pero aunque sea el hombre más viejo del pueblo viviendo en Anguciana, aún no es el rey porque según me dijeron luego en el bar, ese honorable título le corresponde a Carmelo Yusta, con 92 años.

A Carmelo Yusta le he mencionado un par de veces en este blog, la primera con motivo de su excelente trabajo de organización de partidos de pelota en los años sesenta, y la segunda (v álbum de Maite Yusta) con motivo de la visita familiar del Gobernador Civil al Soto invitado por él mismo, pero aún no he dado con ninguna foto suya. A ver si pronto arreglo ese fallo pues no lo tengo lejos de mi casa en Logroño.

Cuando hace unos meses mi padre se moría en el Hospital de Logroño, Carmelo Yusta pasó por su habitación a verle, y yo sentí mucho no haber coincidido con ellos dos en tan hermoso momento. Siempre le estaré muy agradecido por ello. De todos modos,  y tras saber el dato que me dieron el otro día en el bar, creo que a partir de ahora le voy a recordar como el hombre que heredó su título.
.
.

martes, 24 de mayo de 2011

97. JORGE LOYO

.


Estábamos ayer en las bodegas de Anguciana unos cuantos amigos analizando un poco los recientes resultados electorales y pensando en cómo hacer las cosas de ahora en adelante, cuando nuestra compañera de candidatura Elisa Agüero, que no ha conseguido ser elegida concejala, me propuso abrir otro blog distinto a este para contar con sencillez y amenidad los avatares de la vida municipal o para ir dejando seña de nuestras propuestas, mociones, apoyos, críticas o ideas para Anguciana.

Como de buenas a primeras no supe muy bien qué contestarle, la cuestión se me quedó dando vueltas en la cabeza, y hasta diría que ha llegado a robarme algunos minutillos de sueño (no muchos, por suerte). Pero como suele ser habitual en mí últimamente, con el fresco del alba me he puesto a dar con la respuesta.

Mi interés por Anguciana no tiene nada que ver con aplicar o hacer allí la política caínita que se hace en la capital o en el resto del país. Para eso me hubiera quedado en Logroño, donde a lo largo de los años de mi vida me han llegado a tentar con encabezar una candidatura para la alcaldía de la capital, ir en las listas de diputado al Parlamento, o incluso ser Consejero de Urbanismo del Gobierno de la Rioja sin tener que pasar por las urnas. No, la política de los partidos tal y como se ha construido en nuestra reciente democracia no me interesa lo más mínimo. Y si digo que no me interesa, no es porque sea mala en sí (que también) , sino porque tal y como la cuentan los periódicos y la televisión se ha vuelto para mí (y por lo visto estos días para mucha otra gente que ha salido a la calle a decirlo) completamente abominable. Las cosas no sólo son lo que son, sino que se configuran según como se cuentan. Y de momento, lo que me interesa de la vida pública no es cambiarla (eso es imposible para un solo individuo) sino contarla de otra manera. Contarla de un modo radicalmente distinto de como lo hacen los periódicos y la televisión.

Desencantado de la teoría y práctica de la arquitectura  de nuestro tiempo y decepcionado por las zancadillas o la esterilidad de la crítica argumentada a nuestra forma actual de hacer ciudad, hace tres años me puse a escribir aquí cosas del pueblo de mi infancia buscando al mismo tiempo el modelo perdido de una forma de habitar en el mundo y una forma de contar las cosas, que según voy dándome cuenta, tiene que ver más con el pensamiento fatalista del destino que con la cantinela de que somos libres de elegir.

Que haya aceptado ir en la candidatura de Jesús Mari y que ahora sea concejal de Anguciana no quiere decir que me haya equivocado y que me haya metido en todo aquello de lo que yo quería huir, sino que he asumido el reto de intentar regenerar la vida pública y la escritura desde abajo, desde lo humilde, desde las raíces de mi pueblo.

Un pueblo que ya sé que está colonizado por todo lo peor que produce la vida política y mediática de la ciudad, pero que como todavía conserva la estructura espacial del pueblo y la proximidad de la vecindad, no es aún ciudad y ofrece por lo tanto la posibilidad de hacer y contar las cosas de otra manera.

Que lo logre o no, es otra cosa, pero en todo caso, para intentar tener algún éxito hay que volver una y otra vez a los principios que animan a la escritura de este blog y a mi idea de poner los ojos en Anguciana. Y en ese sentido, la propuesta de Elisa ha sido un nuevo estímulo para pensar, una nueva prueba. No, no cabe hacer otro blog, es mi respuesta. No es cosa de separar el pasado del presente, no es mi plan construir el futuro con las ideas de la política convencional y de sus formas de contar. Mi idea, lo repito una vez más para que quede claro (y a mí el primero), es hacer futuro con los mimbres del pasado. O dicho de un modo filosófico a la manera de Enmanuel Severino: plantarme ante la locura del devenir, hacer frente a la locura del tiempo.

Bueno, y dicho esto, solo cabe felicitar a Jorge Loyo, que indudablemente es el personaje de esta semana, el hombre que ha ganado las elecciones y que va a ser el alcalde de Anguciana en los próximos cuatro años. Y decirle a él y a todo el pueblo que nos tendrá a su lado a Jesús Mari y a mí como concejales, y a toda la candidatura y a todos los que nos han votado también, cuando su forma de hacer las cosas tenga más que ver con la vida propia del pueblo que con la forma de hacer política de la ciudad.
.
.

domingo, 15 de mayo de 2011

96. ARCHIVOS DOCUMENTALES Y FOTOGRAFICOS

.

Una sociedad culta y desarrollada se distingue muy fácilmente de otra menos civilizada por la calidad de sus archivos y de sus mapas. El otro día estuve en el Archivo Documental de la Comunidad Autónoma y vi que en estos últimos años se ha avanzado bastante en orden, limpieza, y accesibilidad a los archivos municipales y provinciales de La Rioja, así como en la buena atención a quienes se interesan por ellos. Aunque yo iba buscando otra cosa, no pude dejar de preguntar por el archivo de Anguciana y me dijeron que aún está por catalogar. Alicia Ruiz, que es su directora, me explicó que el trabajo con los archivos municipales consiste en ordenarlos, informatizarlos en lo posible, y devolverlos a los propios pueblos como patrimonio que son de ellos mismos. Será cosa de esperar un poco a que el acceso a los documentos antiguos de la vida municipal de nuestro pueblo esté un poco más accesible.

Aparte del mundo de los documentos oficiales, últimamente hay también un gran deseo por compartir los archivos fotográficos particulares, aunque en este asunto parece haber un poco más de desorden todavía. El periódico La Rioja, por ejemplo, pide fotos antiguas y las va poniendo en su web, pero a medida que el archivo aumenta, si no se estructuran sus contenidos, acaba por ser inaccesible y aburrido. Por otra parte, ayer mismo me dijeron que la Comunidad Autónoma de La Rioja creó hace tiempo una página web donde va colocando por pueblos las fotos antiguas que le van llegando. Lo hacen sin orden ni concierto pero como de momento no son muchas, es fácil verlas todas. En lo relativo a Anguciana me he llevado la sorpresa de que habían cogido unas cuantas de este mismo blog sin decirme nada (conste que no me importa, que para eso las pongo, para compartirlas) pero a cambio, me he llevado la alegría de ver que Sara García Imaña (la hija de Guillermo y la Sole), Paqui Vargas, Elvira Ibarnavarro, Amparo López Hernando y Felipe Aragón López habían mandado muchas de sus fotos viejas y que hay entre ellas algunas magníficas. Es una pena que en esa web las cuelguen con poca definición, pero para lo que nos interesa en este blog, que no es la calidad de la foto sino la calidad del pueblo y la de sus gentes, ya nos vale. 

Como mi interés principal se centra en los lugares del pueblo he seleccionado cuatro de esas fotos por aportar nuevas imágenes de algunos de los puntos de identidad más singulares de Anguciana. La primera de ellas, la que he puesto en cabecera, ofrece una nueva perspectiva de la vieja fuente central del pueblo, y esta que pongo a continuación, del espacio que había entre la fuente (a la izquierda) la calle Arriba, al fondo, y la posada, a la derecha. 


Otra fotografía muy interesante de entre las que he podido ver en esa web es la de la vieja plaza de Anguciana cuando se acababan de plantar los plátanos que luego conocimos tan frondosos, y cuando aún no se había hecho el kiosko. Es decir, la imagen que más o menos queremos ver pronto (si salimos elegidos, ...o si los que salgan elegidos la hacen suya) aunque el pavimento no vaya a ser el mismo. 



La cuarta de las fotos que traigo aquí para ilustrar la belleza del tramo de carretera y del túnel de sombra por el que se entraba al pueblo y del que ya he hablado en anteriores post, es ésta del archivo de Elvira, cuando la tapia del chalet siempre inacabado de Escolar estaba nuevecita


Aparte de las fotos que nos devuelven esos lugares tan entrañables, el interés de este blog, como sabéis, va derivando sin remedio hacia el homenaje a todos aquellos vecinos de Anguciana que los más mayores llevamos en el recuerdo y en el corazón. Es el caso, por ejemplo de Castito, de quien había hablado en el artículo del derribo de las Escuelas pero de quien no había podido mostrar aún ninguna foto. Ayer mismo se lo dije a la Paca y me prometió buscarlas para dejármelas pronto, pero mira por donde que su hija ya se había anticipado a través de internet. En esta primera que pongo a continuación, enviada por la Paqui, le vemos en la puerta de la taberna de Jesús Ibarnavarro (luego llamada Beneficios), junto a Manolo García.


Y en esta otra, hecha ya en color, con el rebaño, con su hijo Fede y con una familia que no acierto a distinguir, en el camino que va por debajo de la cuesta de la vieja caseta del Caminero. (A la izquierda de la imagen y por debajo de la viña se puede ver la finca de las Conejeras con un nogal en su parte superior del que ya casi había olvidado).


Otra foto que me ha hecho mucha ilusión ver ha sido esta otra de un remolque pasando por el mismo tramo de la carretera ya mencionado, en el que podemos ver sentado y al mando de la mula, al Chocolatero, aquel hombre tanto nos impresionaba  a los chiquillos por la mezcla de su gesto sereno y el tembleque de la enfermedad de Parkinson que padecía, y de pié a Manuel (Villarejo creo que se apellidaba) padre de la Sole y de Secun (corregidme si me equivoco, por favor) que era un señor altivo, con gafas  y de buena planta, como se le puede ver aquí también.


Por último, otra foto que también me ha hecho mucha ilusión encontrar es esta de la Benita, mujer de Fonso (Gallo), y madre de la Candelas y de Crucita, con quien compartimos vecindad en la plaza los últimos años de su vida. Mi madre (que en eso se fija mucho) nunca olvida el cariño con que Crucita cuidó a la Benita en los últimos años de su vida, y seguramente por eso, ayer me contó feliz que la misma Crucita le hubiera llamado por teléfono para saber un poco de ella y para contarle los discursos del mitín de nuestra candidatura. (Muchas gracias, Crucita).



Y muchas gracias Sara, Paqui, Elvira, Amparo y Felipe por subir vuestras viejas fotos familiares a internet y compartirlas con todos nosotros también ahora a través de este blog. 
.
.

martes, 10 de mayo de 2011

95. LA REINA

.


Después de darme una vuelta por Oreca con Jesús Mari para tomar conciencia de los muchos pequeños temas que ignoro sobre el pasado reciente de Anguciana, iba a montarme yo en el coche para regresar a Logroño cuando vi sentada en el banco de Beneficios, en la estupenda compañía de su hija y de unos vecinos, a una de las personas más importantes del pueblo: María, la de Secun. Ya casi no había luz para hacerle una buena foto y tampoco estaba ella por posar, pero no pude contenerme las ganas. El atractivo de la persona mayor del pueblo es para mi tan grande que la foto era lo de menos. Lo que yo quería ya desde hace tiempo, era hacerle un pequeño homenaje en este blog. 

Hace siete u ocho años, cuando mis padres se adentraron en los ochenta y empezaron a ser verdaderamente viejos, nació en mi un gran interés por la vejez (casi diría que una pasión) que me llevó a escribir un largo artículo para la revista Archipiélago titulado “Arquitectura y Vejez”, y hasta a dar un par de conferencias que desarrollaron aún más mis pensamientos sobre el lugar de los viejos en el mundo (el lector curioso podrá encontrarlos en la web del COAR, apartado cultura, pestaña elhall, hC 10, 11 y 12 (ya lo siento, pero no hay link directo), aunque ahora que los abro para cerciorarme de que aún siguen ahí, veo que la primera parte de la Conferencia de Valencia está cortada y que necesita que lo reponga en alguna otra parte). 

Frente a la generalizada y equivocada actitud del utilitarismo económico de nuestros tiempos que considera a los viejos una “clase pasiva”, cuando no unas cargas o estorbos, la  sabiduría que aún queda en pequeños pueblos como el nuestro sigue apuntando hacia esa idea de que la vejez es el estadio más sagrado de la vida,  y que todos los vecinos les debemos a los viejos un respeto enorme, una veneración o una actitud que nada tiene que ver con los eufemismos que se vienen utilizando para designarlos como los de la “tercera edad”, los “jubilados”, o el más horrible de todos que aún usan los ingleses, "retired" (retirados).  

El hecho de que mi padre fuera en su día alcalde del pueblo, había sido siempre para mí un gran honor, pero mucho más orgullo llegué a sentir cuando durante unos pocos años llegó a ser el hombre más viejo del pueblo, título que heredó de Eulogio. Tras la muerte de mi padre en noviembre del año pasado he perdido la pista del hombre que en la actualidad ostenta ese preciado titulo nobiliario, pero ese es un desconocimiento o fallo mío para con el pueblo que tengo que corregir enseguida. 

Por suerte, el otro día me encontré con la reina del pueblo y la mitad de ese fallo está ya arreglado. 
.
.

martes, 3 de mayo de 2011

94. PROGRAMA ELECTORAL

.



El fotomontaje que nos hemos realizado a partir de la foto que nos hicimos el domingo pasado ya lo dice todo (o dice mucho de nosotros y de nuestras intenciones), pero puestos a ponerlo por escrito, el domingo pasado nos dimos a la ilusión, la imaginación, el trabajo en equipo y el deseo de dar al pueblo lo mejor de nosotros, y nos salieron estas cosas que hemos enviado a Logroño para que lo pongan en un folleto que repartiremos el sábado 14 de mayo cuando hagamos la presentación pública de la candidatura en el salón de actos del Ayuntamiento:


PROGRAMA ELECTORAL DE LA CANDIDATURA A ALCALDE DE JESÚS MARIA PINEDO / PSOE


FORMA DE HACER POLÍTICA EN EL PUEBLO

Valorar la convivencia y las buenas relaciones de vecindad por encima de todo.

Trabajar por amor al pueblo sin contraprestaciones económicas. Trabajar en equipo evitando liderazgos y personalismos.

Profundizar en las relaciones democráticas gobierno-oposición sin deterioro de la convivencia.

Mejorar la comunicación Ayuntamiento - vecindario.

Apoyar a los representantes de todas las pequeñas asociaciones, colectivos, comunidades de vecinos, padres etc. en sus tareas de organización y en la creación de una vida social más rica.


IDEARIO BASICO

Cuidar y mantener lo que hay.

Inspirarse en el modelo urbano tradicional del pueblo de casas y calles.

Tener mucha precaución con las grandes obras públicas que llevan implícito el despilfarro económico, el mal diseño y unas formas ajenas a la sencillez del pueblo.


URBANISMO

Ir poco a poco cambiando detalles de la plaza del pueblo para devolverla a su configuración más tradicional.

Ir poco a poco convirtiendo las orillas del río y todas sus choperas en un gran espacio verde mediante la limpieza constante, creación de senderos e introducción de nuevas especies forestales.

Preparar una serie de Unidades de Actuación según el modelo de parcelación tradicional del pueblo para crear los cimientos de un Ordenamiento General Urbano mucho más sensato que los que se han ofrecido anteriormente desde arriba.


VIDA SOCIAL Y CULTURAL

Fomentar la creación de grupos y asociaciones encaminados a dinamizar la vida social y cultural del pueblo. Jóvenes, jubilados, veraneantes, etc.

Volver al modelo tradicional de muchas pequeñas fiestas y romerías: San Pedro Mártir en abril, San Isidro en mayo, San Juan en junio, Santiago y  San Ignacio (patrón de los veraneantes) en julio, San Bartolomé en Agosto, la fiesta de Acción de Gracias en Septiembre sin olvidar que cada domingo es un pequeño día de fiesta y no solo de descanso.

Apoyar todo tipo de pequeñas actividades comerciales y artesanales, mercadillos, tiendas y bares ocasionales, terrazas, etc. que enriquezcan la vida en la calle.

Informar periódicamente al pueblo de las actividades del Ayuntamiento.

------------------------------------------------------------------------------

En el mitin del día 14 trataremos de explicar estas ideas y si tengo tiempo intentaré ir poniéndolo aquí por escrito.
.

domingo, 1 de mayo de 2011

93. SAN PEDRO MARTIR DE VERONA

.
Aunque casi se me ha olvidado ya escribir música, arte que aprendí hace no muchos años, lo que no se me olvida jamás es la musiquilla y letra del himno a San Pedro Mártir de Verona que solía escuchar una vez al año en la iglesia de Anguciana cuando yo era niño. Juegos que hace la memoria con nosotros. Siendo hoy el último día de las fiestas patronales he hecho un esfuerzo por recordar donde se pone el do re mi, o cuanto mide una corchea y una negra, para dejar por escrito ese himno que ya no sé si se canta cada año el 29 de abril. No tengo ni idea de quien lo pudo componer, pero sería interesante averiguarlo. Por lo menos puesto aquí ya no se pierde.



Otra historia más personal sobre mi relación con el santo del pueblo tuvo que ver con un arte distinto de la música que tampoco se me ha dado mal: el dibujo. Teniendo yo diez añitos y estando interno en un colegio de Santoña para estudiar el bachiller, tenía yo un misal o devocionario en el que había una imagen en miniatura de San Pedro Mártir de Verona. Pues bien, como por aquel entonces ya me ponían buenas notas en la asignatura de Dibujo, ni corto ni perezoso se me ocurrió hacer un dibujo más grande de aquella imagen y mandársela por correo al párroco de Anguciana, por entonces don Gregorio Ichaso.   Fue un hecho tan insólito por mi parte que tampoco se me ha olvidado nunca. El dibujo se perdería con los papeles del cura, pero tengo grabado en mi mente aquella miniatura y aunque no la he encontrado investigando en internet, cuando dé con ella la traeré aquí. Pongo a cambio esta otra más o menos parecida a aquella, aunque la que de verdad me gustaría poner aquí es la de la talla que hay en la iglesia. Poco a poco, u otro día. 

.
En la wikipedia dan la vida de este santo y algunos de los pueblos que le tienen como patrón, entre ellos el nuestro. También he encontrado en un blog de santos una explicación del por qué de la palma de tres coronas que luce San Pedro Mártir de Verona en esta imagen (me fijaré en la de Anguciana a ver si también lleva la misma palma). Una etnógrafa riojana escribió en la revista Belezos la relación de San Pedro Mártir con las rogativas de lluvias que se hacen por estas fechas en los pueblos de la Rioja Baja donde se le venera. Dejo los enlaces por si alguien se interesa en todo ello.

.
.